• Diseño Instruccional: Estrategias pedagógicas, comunicativas y tecnológicas para el e-Learning

    Posted on 13 abril 2014 by Juan Carlos Morales S in e-Learning.

    Imagen propiaHablar sobre educación virtual es una tarea bastante cómoda, pues: 1) Los conceptos que exige son tan amplios e interdisciplinarios que la oferta y demanda de información siempre va a estar al orden del día; y 2) el discurso supera la práctica, es decir, son más los predicadores que los milagros que encontramos en el camino (por utilizar –con respeto- un símil).

    Como lo menciono en mi trabajo actual: “No soy experto en educación virtual,… otra cosa es que me apasione el tema y esté leyendo y experimentando constantemente”. Creo que la experticia se adquiere, pero aún requiero mucho estudio, práctica, equivocaciones y aciertos.

    Lo que nos compete en este post:

    En ese proceso de búsqueda de información y experiencias (para generar conocimiento significativo) encontré un tema al que le había huido desde hace varios años: el Diseño Instruccional (¡ven por qué no soy experto en e-Learning!).

    Esta semana empecé a indagar sobre el tema y me encontré un buen documento que –gracias al hipertexto- me llevó a otro y otro y otro más.

    La estructura de este documento presenta tres elementos: definición, contexto y modelos de Diseño Instruccional. En este post trataré de hacer un resumen e interpretación (subjetiva) de lo que comprendí.

    ¿Qué es Diseño Instruccional – DI?

    En la red es fácil encontrar muchos conceptos sobre el tema. Incluso, el mismo documento que he mencionado acepta la existencia de diferentes definiciones, las cuales obedecen a modelos y conceptos de la época en que fueron presentadas.

    Comparto algunos conceptos (Belloch, 2013), para luego dar pie a mi interpretación:

    Para Bruner el DI se ocupa de la planeación, la preparación y el diseño de los recursos y ambientes necesarios para que se lleve a cabo el aprendizaje.

    Reigeluth define DI como la disciplina interesada en prescribir métodos óptimos de instrucción, al crear cambios deseados en los conocimientos y habilidades del estudiante.

    Berger y Kam comentan que el DI es la ciencia de creación de especificaciones detalladas para el desarrollo, implementación, evaluación, y mantenimiento de situaciones que facilitan el aprendizaje de pequeñas y grandes unidades de contenidos, en diferentes niveles de complejidad.

    Broderick afirma que el DI es el arte y ciencia aplicada de crear un ambiente instruccional y los materiales, claros y efectivos, que ayudarán al alumno a desarrollar la capacidad para lograr ciertas tareas.

    Por último, Richey, Fields y Foson (2001) apunta que el DI supone una planificación instruccional sistemática que incluye la valoración de necesidades, el desarrollo, la evaluación, la implementación y el mantenimiento de materiales y programas.

    De otra parte, Dorrego (1999) define que el diseño instruccional es un sistema que comprende un conjunto de procesos interrelacionados: análisis, diseño, producción, desarrollo (implementación) y evaluación. Sus características de diseño paralelo, simultáneo e interrelacionado suponen la existe de un sistema, es decir, no es Diseño Instruccional sino Diseño del Sistema Instruccional.

    En conclusión, el DI –desde mi interpretación- es conjunto coordinado de acciones estratégicas que orientan la labor docente desde el diseño, producción, implementación y evaluación de una situación de aprendizaje, obedeciendo a uno o varios modelos pedagógicos y aprovechando las posibilidades que ofrecen los recursos educativos y medios didácticos (mediación) y los ambientes virtuales de aprendizaje.

    Contextos pedagógicos que afecta el DI

    Como se mencionó anteriormente, el Diseño Instruccional opera desde el contexto pedagógico que atiende la situación de aprendizaje. Es decir, si el modelo es conductista, el DI se ocupará en los conocimientos y destrezas académicas que desarrolla el estudiante.

    Los modelos pedagógicos que apoyan las definiciones anteriores son:

    • Conductisimo (60’s)
    • Teoría de sistemas (70’s)
    • Cognitivismo (80’s)
    • Constructivismo (90’s)
    • Conectivismo (2000)

    Sobre estos contextos pedagógicos no me detendré pues no conozco ampliamente el tema (investigaré para próximos posts).

    Los Modelos de DI

    Los modelos DI se convierten en la guía, en lo tangible, del modelo pedagógico. Algunos modelos recuperan ideas del anterior y otros proponen elementos nuevos. Sin embargo, lo importante del modelo es permitir que la práctica se realice y no quedarse en el discurso, como lo mencioné al inicio del post.

    Belloch (2013) menciona varios modelos de DI. Sin entrar en detalle, estos son:

    • Modelo Gagne: El autor sistematiza un enfoque integrador donde se consideran aspectos de las teorías de estímulos-respuesta y de modelos de procesamiento de información.
    • Modelo Gagne y Briggs: Gagné y Briggs proponen un modelo basado en el enfoque de sistemas, que consta de 14 pasos.
    • Modelo Assure: Incorpora eventos de instrucción de Robert Gagné para asegurar el uso efectivo de los medios en la instrucción. Tiene sus raíces teóricas en el constructivismo, partiendo de las características concretas del estudiante, sus estilos de aprendizaje y fomentando la participación activa y comprometida del estudiante. Sus siglas indican: Analyse learners, State objectives, Select media and materials, Utilize media and materials, Requiere learner participation, Evaluate and revise.
    • Modelo de Dick y Carey: Se basa en la idea de que existe una relación predecible y fiable entre un estímulo (materiales didácticos) y la respuesta que se produce en un alumno (el aprendizaje de los materiales).
    • Modelo de Jonassen: Se enfoca en el diseño de Ambientes de Aprendizaje Constructivistas que enfatiza el papel del aprendiz en la construcción del conocimiento (aprender haciendo).
    • Modelo ADDIE: Proceso de diseño Instruccional interactivo, en donde los resultados de la evaluación formativa de cada fase pueden conducir al diseñador instruccional de regreso a cualquiera de las fases previas. El producto final de una fase es el producto de inicio de la siguiente fase. Sus siglas indican: Análisis, Diseño, Desarrollo, Implementación y Evaluación.

    Mi conclusión sobre los modelos

    Primero, me parece pertinente indicar que no es objetivo de este post profundizar sobre todos los elementos. Como he mencionado, este texto parte de un documento que pueden leer sin ninguna restricción.

    Ahora, continuando, rescato los dos últimos modelos de DI: Jonassen y ADDIE.

    El atractivo del primero se encuentra en su centro: La presentación de casos, preguntas, problemas. La vinculación de este modelo con el constructivismo social es evidente. Su objetivo es orientar al docente en la creación de escenarios reales o realísticos que llevan al estudiante a un proceso de descubrimiento, conexión y generación de aprendizaje significativo.

    Por su parte, el Modelo ADDIE permite especificar con mayor detalle el proceso de creación de una situación de aprendizaje virtual. Sus cinco fases permiten identificar claramente los momentos, actores y puntos de evaluación, convirtiéndose en un modelo gerencial que apoya la operación de procesos académicos virtuales.

    Como modelos, ambos, ofrecen pistas al docente en su quehacer y se apoyan en modelos pedagógicos actuales (constructivismo y conectivismo) conectándose con las posibilidades que ofrecen las Tecnologías de Información y Comunicación.

    Creo que mi tarea está en escribir dos nuevos posts sobre estos modelos. Aquí solo hice un abrebocas al tema. Empezar la discusión. Entregar referencias. Espero haberlo logrado.

    Mi conclusión a una pregunta

    Si parto de la buena fe de mis profesores (lo cual siempre sucede así), los diseños de los cursos que realizo (sean formales o informales) obedecen a una estrategia pedagógica estratégica, que –de acuerdo a un modelo pedagógico e instruccional- busca desarrollar actividades que me generar un aprendizaje significativo.

    De ahí que quizás sea inapropiado cuestionar las propuestas pedagógico-didácticas del docente.

    Sin embargo, sí sería interesante que, antes de iniciar cualquier proceso de formación -especialmente los formales-, la Institución indicara cuál es su modelo pedagógico e instruccional. Así el estudiante podría enfocar sus expectativas y velar por la calidad de la labor docente.

    El ausencia de un modelo se evidencia cuando dos cursos distan en estrategias pedagógico – didácticas. ¡Ojo! Entiendo el concepto de libertad de cátedra, pero la Universidad no puede negociar sus modelos de aprendizaje.

    Entonces la pregunta que realizo a mis docentes no es:

    “Profesor ¿Por qué me entrega estos contenidos y actividades?

    Ahora el tema es:

    “Profesor ¿Usted conoce y aplica el Modelo Pedagógico de la Universidad?”

    Referencias bibliográficas

    • Belloch, C. (31 de Julio de 2013). Diseño instruccional. Recuperado el 13 de Abril de 2014, de Universidad de Valencia: http://www.uv.es/bellochc/pedagogia/EVA4.wiki?0
    • Dorrego, E. (1999). Flexibilidad en el diseño instruccional y nuevas tecnologías de la información y comunicación. Compilación con fines instruccionales.
    • Nieto, M. (2010) Diseño instrucional: elementos básicos del diseño instruccional. Publicación en línea.

    Por:
    Juan Carlos Morales S
    Sígueme en @juanca826